Nuestra irresistible receta de la focaccia sin gluten

La focaccia es un tipo de pan plano y esponjoso, elaborado con aceite de oliva, que se puede consumir solo como acompañante o, si se le añaden ingredientes encima, como primer plato. En este caso, la nuestra será una focaccia sin gluten.

Esta semana compartimos contigo una de nuestras recetas más preciadas: la de la focaccia sin gluten. Además de rica, la focaccia destaca por su gran versatilidad, ya que podrás disfrutar de ella en sustitución del pan, utilizarla como base de pizza o como postre, con tus ingredientes dulces favoritos.

Antes de abordar la receta, te contaremos una breve historia de esta deliciosa variación del pan que ya se consumía mucho antes de que este apareciera, pues la focaccia es mucho más antigua.

La focaccia que se consumía en tiempos remotos era, en efecto, una sencilla masa de agua y harina cocida sobre piedra o en rudimentarios hornos cavados en el terreno y cubiertos por elementos metálicos. En ellos, se extendía la masa para cocerse al revés. Los dos métodos de cocción de la focaccia han ido evolucionando a lo largo de la historia: las piedras han sido sustituidas, primero por recipientes de metal o cerámica, y luego por hornos.

El pan fue, por el contrario, el resultado de una gran “revolución” en la historia de la alimentación con la aparición de la levadura, por eso la focaccia tiene un aspecto mas “plano” que el pan , por la falta de levadura.

Focaccia sin gluten con aceitunas

Como su nombre lo sugiere, la focaccia es el trampolín entre los panes tradicionales de la Antigua Roma y la comida más popular del mundo basada en el pan. Al igual que con la mayoría de las civilizaciones antiguas (y algunas modernas), el pan era un elemento básico, no solo de la nutrición, sino también de la vida diaria en la Antigua Roma.

El hogar era el centro de la familia romana. De hecho, la palabra latina para el hogar es foco. Por lo tanto, los panes planos horneados directamente frente al fuego se conocían como panis focacius o “pan de fuego”. La amplitud del Imperio Romano hizo que la receta de la focaccia se extendiera por todo el Mediterráneo.

Pasemos ahora a nuestra parte favorita, en la que te contamos cómo preparar nuestro riquísimo pan de focaccia sin gluten. ¡Apunta!

INGREDIENTES:

  • 200 grs de harina sin gluten (mejor un compuesto preparado)
  • 35 grs de harina de garbanzo
  • 35 grs de leche en polvo
  • 1 cucharada pequeña de goma xantana
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 175 ml. de agua tibia
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 sobre de levadura seca de panadería
  • Una puntita de azúcar para elevar la masa

PREPARACIÓN:

  • Ponemos en un vaso la levadura mezclada con un dedo de agua, junto a la cucharadita de azúcar. Dejamos espumar hasta que alcance, al menos, la mitad del vaso.
  • Mezclamos las harinas con la leche en polvo, la goma xantana y la cucharadita de sal.
  • Añadimos a una amasadora la mezcla de harinas, el agua, el aceite de oliva y la levadura espumada. Amasamos durante unos diez minutos como mínimo.
  • Dejamos reposar la masa durante aproximadamente una hora o hasta que doble o triplique su volumen. Ponemos la masa en un bol cubierto con un paño húmedo y, si puede ser, la dejamos al sol.
  • Nos mojamos las manos y amasamos la masa para desgasificarla.
  • Sobre una base le damos la forma deseada (nosotros la hacemos rectangular). Hacemos esta operación con las manos mojadas, ya que la masa es pegajosa. Alisamos bien la superficie cuando tengamos la forma y hacemos unos pequeños agujeritos con los dedos por cada 3-4 cm.
  • Dejamos que, de nuevo, la masa doble su volumen y colocamos por encima algún ingrediente (si lo deseamos). Como te dijimos, la focaccia tiene muchas versiones y, por ejemplo, puedes hacerla con aceitunas, tomate, orégano y todo ello rociado con aceite de oliva. Pero la focaccia original no lleva ninguno de ellos, si acaso sal y alguna hierba como tomillo, romero u orégano.
  • Para terminar, precalentamos el horno a 210º y horneamos durante unos 30 minutos o hasta que la focaccia se dore y quede crujiente.

Focaccia sin gluten con tomates y romero

Como ves, la receta es muy sencilla de hacer, pero si tienes un evento importante con muchos invitados y no te da con el horno de casa, en Healthy Cakes estaremos encantados de que pruebes nuestra rica focaccia sin gluten artesana, ¡mejor que la Italiana! Contacta con nosotros y cuéntanos qué te apetece probar, estaremos encantados de atenderte.

Si deseas continuar tu visita por nuestro blog, haz clic aquí.