¿Cómo es la Primera Comunión para una persona con celiaquía?

Como estamos en plena época de celebraciones, hoy te vamos a hablar sobre cómo afecta la celiaquía a una de las celebraciones más comúnmente festejadas en el ámbito católico: la Comunión.

Esta celebración católica supone para las familias cristianas un importante momento en sus vidas religiosas, y ninguno de ellos tiene por qué renunciar a ella por la celiaquía. Hacer la Primera Comunión sin gluten es cada vez más fácil, así que si a alguno de vuestros hijos celíacos les toca hacer la comunión en esta época, preparaos para disfrutar de la fiesta como en cualquier otro caso.

La Primera Comunión de cualquier persona es algo muy personal: cada familia elige cómo, cuándo y cuánto quiere celebrarlo, así que también veremos de qué diferentes maneras podemos organizar este evento, para que simplemente nos dediquemos a disfrutar del gran día. Seguro que ya te lo habrás preguntado en otras ocasiones y, quizá, ya lo sepas, pero… ¿Cómo puede comulgar un celíaco? Te lo contamos a continuación.

Según la Iglesia, la hostia debe de ser pan ácimo (sin levadura), solo elaborada de trigo y hecha recientemente, “para que no haya ningún peligro de que se corrompa la Eucaristía”. De hecho, tomar hostias sin gluten al 100% “invalida la Comunión”.

Comunión - Hostia consagrada

Asimismo, en la Comunión, la Iglesia católica especifica que si el fiel celíaco no puede recibir la Comunión bajo la especie del pan, incluido en este caso el pan con una mínima cantidad de gluten, puede comulgar bajo la única toma del vino.

Así pues, las personas celíacas solo pueden comulgar con pan de trigo con la mínima y necesaria cantidad de gluten para la panificación o, si no, pueden cambiar la hostia por un trago de vino misal. Aún así, a título particular, muchos sacerdotes acceden a que los celíacos celebren la Eucaristía con una hostia elaborada a base de maíz.

Es importante que, tanto en los momentos previos como durante la misa, el niño celíaco se sienta perfectamente integrado y que, tanto él como sus compañeros, reconozcan en estos cuidados una situación de normalidad. Es bueno transmitir a los niños con suficiente antelación (en la Catequesis, por ejemplo), que debemos acoger con cariño y comprensión estas necesidades de los compañeros celíacos, ya que no solo se dan en el momento de la Comunión, sino también en la práctica totalidad de los actos sociales.

Son muchas las familias que hacen de la Primera Comunión una celebración similar a una boda. Preparar un menú sin gluten para todos dependerá especialmente del local que elijamos para la ocasión. En muchos casos, encontraremos sitios que lo hagan todo sin gluten, de tal manera que nadie se tenga que preocupar por contaminaciones cruzadas ni otros dolores de cabeza. Otras veces, será posible ofrecer a los celíacos de la familia un menú adaptado para ellos, que deberá ser lo más parecido posible al menú que disfrutarán todos los demás.

Una solución intermedia muy sencilla es elaborarlo todo sin gluten, aunque proporcionando pan con gluten para aquellos que sí lo puedan comer. Se trata de una manera de no encarecer mucho el evento, pero a la vez de facilitarle el trabajo al personal de cocina, especialmente cuando contamos con un número elevado de comensales.

Comunión banquete

Cada vez son más las familias que deciden dedicar los días de la Comunión a hacer un buen viaje: algo así como una “luna de miel” infantil. En lugar de gastarse un buen dinero en un banquete y regalos tecnológicos, hay padres que optan por el más especial de los regalos: el tiempo. En un mundo en el que estamos tan ocupados a todas horas y tan agotados en nuestros ratos libres, no es de extrañar que se cambie la tablet o la videoconsola por una experiencia inolvidable para toda la familia.

Puede ser el momento ideal para preparar ese viaje a un parque de atracciones soñado. O, incluso, para desconectar del mundo entero y perderse con los niños en una isla paradisíaca a hacer millones de castillos de arena. Ya sabéis que para estas cosas podéis organizar vuestro viaje sin gluten en tan solo cinco pasos o que incluso podéis contar con agencias de viajes especializadas en viajes sin gluten.

Desde Healthy Cakes deseamos que todos los niños celíacos que vayan a hacer la Comunión estos días, la celebren con total normalidad. Y si, como padre o madre, no sabes dónde o a quién recurrir para preparar el banquete, nosotros podemos echarte una mano con nuestras tartas y aperitivos salados, ¡estaremos encantados de formar parte de un día tan especial! Puedes contactar con nosotros aquí.